En las Islas Afortunadas, Cristina Ramos rebosaba talento, hasta que un programa de televisión la dio a conocer al mundo entero un talento sobrenatural. Su dominio total de la voz, capaz de cantar la ópera y el rock y su espectacular puesta en escena la convierte en una artista única en el mundo.

Su salto a la fama ha sido internacional, donde es protagonista de grandes eventos organizados por las grandes marcas.

NOTICIAS